El Gobierno de Aragón se niega a dar información al Defensor del Pueblo en cuanto al arreglo de la carretera L-902.

Ante el estado de dejadez y el lamentable estado de conservación de un tramo de la carretera L-902 de 1,5 Km, que conecta las poblaciones de Almacelles y la de Alfarràs y el resto de la N-230 y futura A-14, propiedad del Gobierno de Aragón; del Ayuntamiento de Almacelles hizo en su día la correspondiente petición al Departamento de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno aragonés, reclamando que se hicieran las gestiones oportunas para arreglar y hacer el mantenimiento oportuno de este tramo de carretera.

Como sea que no se recibió ninguna contestación al respecto ni ningún compromiso en firme por parte del Gobierno de Aragón de llevar a cabo algún tipo de intervención en la mejora de este tramo de carretera, el Ayuntamiento de Almacelles requirió al Defensor del Pueblo que solicitara al Gobierno de Aragón alguna explicación a este estado de abandor en que ha dejado esta vía tan y tan concurrida y que supone un peligro para sus usuarios.

En fecha 29 de junio de 2017, el adjunto primero del Defensor del Pueblo, en Francisco Fernández Marugán, ha contestado al Ayuntamiento de Almacelles, diciendo que tampoco han recibido ningún tipo de respuesta por parte del Gobierno de Aragón y que tal como marca el artículo 19 de la Ley Orgánica 3/1981 de 6 de abril, es de obligado cumplimiento la colaboración de esta administración a contestar y dar salida a las peticiones del Ayuntamiento de Almacelles en en cuanto a dar información sobre el estado de las carreteras de su competencia. En este sentido, el Defensor del Pueblo reiteró por segunda vez al Gobierno de Aragón a que den las explicaciones oportunas a los requerimientos del Ayuntamiento de Almacelles en esta materia.

Ayuntamiento de Almacelles